Tratamiento Psicológico Después de una Cirugía Bariátrica Tlaxcala TL

Someterse a una cirugía bariátrica no implica solo bajar de peso, esto trae repercusiones psicológicas en las personas, es por eso que aquí les hablamos del tratamiento psicológico después de una cirugía bariátrica...

Juan Ramos Luis Martinez Garcia
(246) 466-4324
Lardizabal No. 25 No. 6
Tlaxcala, TL
 
Capacitacion, Consultoria Y Desarrollo Humano
(246) 462-9568
Arquitectos 6
Tlaxcala, TL
 
Seguros Comercial America
(246) 462-8538
Blvd Antonio Diaz Varela 419 Loc 2
Tlaxcala, TL
 
Alquiler De Loza Atempan
(246) 462-8120
Revolucion No. 18
Tlaxcala, TL
 
Cervantes Zepeda Tito Lic
(246) 462-2870
Av Benito Juarez 5 No. 4
Tlaxcala, TL
 
Ramirez Cuadra Rosalba Dra
246.6462-7924
Independencia 16-A
Tlaxcala, TL
 
Temartex
(246) 464-3669
Roman Saldaa S/N
Tlaxcala, TL
 
Papeleria Del Portal
(246) 462-1890
Plaza De La Constitucion No. 11
Tlaxcala, TL
 
Mendoza Arrevillaga Nora Lic
(246) 468-5158
Av Independencia 136
Tlaxcala, TL
 
Automatizaciones Indust Y De Oficina De Tlaxcala
(241) 417-6600
5 De Mayo No. 911
Tlaxcala, TL
 

Tratamiento Psicológico Después de una Cirugía Bariátrica

Artículos Proveído Por:

Bajar de peso no es una tarea fácil. Aunque usted decida recurrir a una cirugía bariátrica, deberá recorrer un largo camino hasta llegar a su peso ideal y deberá luchar contra algunos enemigos. Los pensamientos negativos que hemos ido incorporando desde la infancia hasta la edad adulta son los principales obstáculos a los que nos enfrentaremos.

Algunas cirugías como el bypass gástrico y la banda gástrica reducen el volumen del estómago y producen cambios en las hormonas que regulan la saciedad y el apetito, otros como el balón gástrico ocupan gran parte del estómago limitando su capacidad y brindando sensación de saciedad. Todos ellos lo ayudan a controlar el apetito, obligándolo a comer menos. Pero aún así, algunos pensamientos negativos pueden aparecer de manera automática y llevarlo a tomar decisiones erróneas. Usted debe estar atento y aprender a controlarlos.

Durante años hemos ido albergando sentimientos y pensamientos que no cambian repentinamente. Por eso puede ocurrir que ante una situación problemática, un sentimiento indeseable, un conflicto o una pelea, usted recurra, sin siquiera notarlo, a la utilizar la comida para reconfortarse. Cuando se da cuenta de que ha cometido un error puede que ya haya devorado ese plato prohibido o se encuentre indigestado por un exceso de comida.

Cuando el episodio termina, la persona se siente culpable y ansiosa, cree que lo echó todo a perder y no comprende por qué pierde el control de esta manera. En general cuando esto ocurre no se relaciona con la voluntad sino con que aún no hemos cambiado algunos hábitos negativos y el cerebro continúa actuando como lo hacía habitualmente. Se envía una orden a gran velocidad, sin que la persona sea consciente de ello. Cuando reacciona, puede que ya haya comprado o ingerido aquellos alimentos que no puede o no debería comer.

Si usted quiere evitar que estas ideas y acciones desagradables se adueñen de usted debe reconocer cuáles son los pensamientos conflictivos y en qué situaciones la tensión o el enojo lo llevan a romper las reglas. Una vez que ha encontrado estos puntos débiles, debe realizar los planes para combatirlas eficazmente. Siempre habrá tiempo de comer todo aquello que nos gusta, esas no son excusas para desviarnos de nuestra meta.

Si asume su tratamiento de manera positiva, pensando en todo lo que ganará con él y piensa a conciencia cada vez que algún antojo lo insta a abandonarlo, no tiene por qué caer en estos pozos. Usted puede salir adelante con su voluntad y la ayuda de sus médicos.

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com