Cirugía de Contorno Corporal Morelia MC

Cuando se tiene la necesidad de una cirugía plástica o estética o reparadora, son muchos los puntos importantes que se deben analizar de manera lógica, serena y ordenada. A continuación más acerca de la cirugía de contorno corporal...

NAVARRO PASTOR NORMA DRA.
(443) 333-0706
general bravo 39 204
Morelia, MC
 
LIRA LAVAREZ MARTIN DE LA CRUZ DR.
(443) 324-9294
av.acueducto 595 5
Morelia, MC
 
MANTEROLA HERNANDEZ SERGIO DR.
(443) 313-3861
20 de noviembre 1060 202
Morelia, MC
 
BARRANCO ROQUE DR
(443) 340-5034
virrey de mendoza 2000 106
Morelia, MC
 
MENA CENTRO DE CIRUGIA PLASTICA
(443) 314-4324
8 de septiembre 196
Morelia, MC
 
DE LA FUENTE SANCHEZ OSCAR A DR.
(443) 313-1439
jardin morelos 67 32
Morelia, MC
 
AYALA CASTRO LETICIA
(443) 324-2825
JUAN ESCUTIA 207
Michoacan, MC
 
Dr. César A. Cortés Mendoza
(443) 232-2654
General Nicolás Bravo 152 int 4, Chapultepec Norte.
Morelia, MC
 
LEDESMA MORALES ELIGIO DR
(443) 324-3706
peña y peña 225 201
Morelia, MC
 
DR. MIGUEL ANDRADE MORALES
(443) 299-3200
VIRREY DE MENDOZA 1998 INT. 504,505,506
MORELIA, MC
Especialidad
CIRUJANO PLÁSTICO
Horario
16:00 A 20:00 HRS

Cirugía de Contorno Corporal

Proveído Por:

La selección de un verdadero cirujano plástico, una clínica con un reconocido prestigio y la clasificación del paciente como buen candidato para la operación, son el punto de partida hacia el éxito de estas cirugías. La realización de una historia clínica rica en información y un completo examen físico del paciente, permite un diagnóstico correcto y la planeación del procedimiento quirúrgico y/o clínico más acertado para cada caso en particular, identificando riesgos y beneficios.

Estos pasos están siempre presentes, desde la cirugía más sencilla, hasta la más compleja y deben quedar claramente entendidos tanto por el cirujano como por el paciente, y consignados por ambos el consentimiento quirúrgico informado.

En este orden de ideas, la relación médico – paciente adquiere una connotación supremamente especial cuando se trata de un grupo de procedimiento estéticos destinados a mejorar el contorno corporal o la armonía de la figura humana (lipoescultura, lipotransferencia glútea, abdominoplastia o dermolipectomía abdominal, entre otros). Aquí la relación, más que de servicio es de compromiso de ambas partes.
En principio, el paciente debe expresar claramente lo que desea cambiar o mejorar y por qué. Su causa de consulta debe ser concreta y bien sustentada, como reales deben ser sus expectativas y deseos. EL cirujano plástico debe saber escuchar y analizar objetivamente al paciente, aconsejarle de manera sincera y mostrarle la realidad de la evolución postoperatoria, con sus bondades, incomodidades y posibles limitaciones.

El Cirujano Plástico no es un mago, ni la cirugía de contorno corporal resuelve problemas o trastornos sicoafectivos o de inestabilidad en las relaciones de pareja, familiares, laborales o sociales.

EL Compromiso del cirujano inicia en la primera consulta, continúa con la realización del procedimiento quirúrgico y culmina con los chequeos postquirúrgicos del paciente.

Los Depósitos grasos aumentados (lipodistrofias) en ciertas áreas del cuerpo y los problemas de sobrepeso y obesidad, tienen generalmente múltiples orígenes o factores desencadenantes. Es responsabilidad y compromiso tanto del cirujano como del paciente, buscar esas posibles causas con el objeto de plantear un tratamiento lógico y coherente, el cual no siempre es exclusivamente quirúrgico.

Algunas de esas posibles causas pueden incluir una o varias de las siguientes: factores hereditarios, desórdenes genéticos, patologías hormonales, secuelas de embarazos previos, vida sedentaria (ausencia de actividad deportiva frecuente), estrés e inadecuados hábitos alimentarios (comer a deshoras, eliminar una de las 3 comidas importantes del día, consumo excesivo de calorías, etc.).

Ningún procedimiento quirúrgico para mejorar el contorno corporal ha sido diseñado para bajar de peso. Pensar que la lipoescultura es la solución del sobrepeso o de la obesidad es uno de los grandes errores que un paciente puede cometer. La lipoescultura tampoco mejora la flacidez de la piel y de los tejidos blandos. De esta manera, tales procedimientos quirúrgicos solo deberían realizarse en pacientes muy bien escogidos y seleccionados como verdaderos candidatos, quienes demuestren un serio compromiso con su salud y su vida, que tengan disciplina con el tratamiento postoperatorio, perseverancia y gran fortaleza en el cambio de hábitos (alimentación sana y ejercicio físico frecuente) para mantener y mejorar el resultado quirúrgico.

De otra manera, los resultados solo durarán unos pocos meses y el nuevo aumento de peso será inevitablemente rápido y quizá mayor que antes.

La decisión de cambiar los hábitos para mejorar la calidad de vida, siguiendo una rutina de acondicionamiento físico dirigido y adecuada nutrición, se debe tomar meses antes de realizar la cirugía y no después. Solo así el paciente podrá demostrarse a sí mismo si es capaz de mejorar sus hábitos de vida, si tiene disciplina o no, si le gusta o no, si tiene tiempo o no, antes de someterse a estas cirugías. Este es el compromiso del paciente.

Mientras el compromiso del cirujano dura unas pocas horas, el compromiso del paciente es para toda la vida, mejorando su calidad de vida y la de su familia, al adquirir hábitos que sublimen su salud mental (autoestima) y le reduzcan riesgos de enfermedades graves (obesidad, diabetes, infarto, hipercolesterolemia, dislipidemias y accidentes cerebrovasculares) que van ligadas directamente con la cantidad de grasa en el organismo, la vida sedentaria y los malos hábitos alimentarios.

Haga click aquí para leer más artículos de Salud SIN Riesgo